5 Great Toners For Oily Skin (My Top Recommendations)

 Machu Picchu es la razón número uno por la que todos queremos viajar alguna vez a Perú, no hay dudas. Hay muchas formas de llegar a la ciudad sagrada de los Incas pero sin embargo, llegar en tren a Machu Picchu le agrega un toque mágico a tu visita. En este post te cuento cómo es la experiencia de llegar a Machu Picchu con PeruRail Vistadome.

 Hay dos cosas que tenés que planear con suficiente anticipación para viajar a Machu Picchu: las entradas y la forma de llegar.

 Si bien hay varias formas de llegar a Machu Picchu, es muy recomendable hacer al menos uno de los dos trayectos (ida o vuelta) en tren, ya que este tiene unas vistas increíbles y es realmente un recorrido que vale la pena hacer.

Conocé todas las opciones para llegar a Machu Picchu acá: Guia para visitar Machu Picchu. 

 PeruRail es una de la empresas que tienen servicio de tren a Machu Picchu. Hay varios recorridos y tipos de tren con distintas tarifas.

 El punto de partida para el viaje en tren puede ser Ollantaytambo, Urubamba o Poroy (a 30 minutos de Cusco). Todos los trenes tienen una gran variedad de horarios y frecuencias. PeruRail también tiene dos trenes que van a Puno: el PeruRail Titicaca y el lujoso Belmond Andean Explorer.

 Cabe aclarar que los trenes te dejan en Machu Picchu Pueblo, también conocido como Aguas Calientes. Para llegar a las ruinas en sí, hay que tomar un micro desde el pueblo (apróx media hora de viaje) o ir caminando.

Estas son las opciones de trenes de PeruRail:

Es recomendable reservar tus tickets con anticipación para tener toda la disponibilidad de horarios.

Tren desde Ollantaytambo

 El servicio que experimenté en mi viaje a Machu Picchu fue el PeruRail Vistadome. La estación de partida fue Ollantaytambo. Este pueblo es uno de los más importantes del Valle Sagrado ya que aún conserva la planificación urbana Inca. Decidí dormir en Ollantaytambo la noche anterior al viaje en tren ya que este partía a las 9:15. 

Cómo llegar a Ollantaytambo? Si vas a tomar un tren desde Ollantaytambo, hay varias formas de llegar. Podés tomar una excursión al Valle Sagrado y quedarte en Ollantaytambo que es donde termina el recorrido en lugar de volver a Cusco. 

También hay combis/vans que parten desde la terminal en calle Pavitos en Cusco a cada rato. El trayecto cuesta 10 soles por persona (unos USD$3). 

 Mi novio y yo recorrimos el Valle Sagrado por nuestra cuenta en un taxi y la última parada fue Ollantaytambo, a donde llegamos alrededor de las 3 de la tarde para recorrer sus ruinas.

 Ollantaytambo es un pueblo pequeño así que podés llegar a la estación de trenes caminando sin problema. Es recomendable llegar 30 minutos antes de la salida del tren, por lo que 8:45 estaba en la estación.

 Es importante que lleves tus tickets impresos y chequees el número de tu tren, ya que hay muchos servicios saliendo casi al mismo horario. Una vez en la estación, hay una sala de espera con sillones disponibles para descansar hasta que salga el tren. 

 Una vez que llega el tren a la estación, se avisa por autoparlante el número y horario del mismo para que todos los pasajeros se dirijan hacia su vagón asignado. Antes de subir, se realiza el chequeo de boletos e identidad (no olvides llevar pasaporte o documento). 

 Todos los trenes tienen espacio para guardar valijas aunque mi recomendación es que dejes tu equipaje en Cusco y viajes simplemente con una mochila o bolso pequeño con la ropa que usarás en esos días.

 El trayecto entre Ollantaytambo y Machu Picchu dura 1 h 30 min. El recorrido es realmente hermoso porque el tren va atravesando los paisajes increíbles del Valle Sagrado hasta llegar a Machu Picchu. Ríos, montañas, selva, pequeños pueblos, puentes.. son algunas cosas que podemos disfrutar desde el tren. 

 El Vistadome tiene ventanas enormes tanto en las paredes como en el techo para que puedas disfrutar de las vistas. Los asientos son de a dos o cuatro personas y estos se asignan por órden de la compra, no se pueden elegir. 

 En cada asiento hay una mesa con manteles ya que el Vistadome incluye un servicio de snack. El staff del tren es súper simpático y te ofrecen té, cafe o jugo. El snack puede variar según el horario del tren pero generalmente es un sándwich + galleta o fruta.

 Una vez en la estación de Machu Picchu, tenés que atravesar todo un mercado local para salir. Mi hotel se encontraba a unos pocos minutos de la estación así que fue muy fácil llegar. 

 Mucha gente se dirige directamente a Machu Picchu al llegar el tren. En mi opinión no es recomendable ya que es un viaje largo con muchos cambios de transporte y vas a llegar cansado a ver la ciudad sagrada. Lo mejor es dormir una noche en Aguas Calientes para ir al día siguiente a Machu Picchu.

 En mi caso llegue temprano a Machu Picchu así que tuve casi todo el día para descansar, comprar mis tickets de micro a Machu y recorrer un poco el pueblo. Los boletos para el bus que va a Machu Picchu desde el pueblo salen USD$24 (ida y vuelta) y pueden ser adquiridos en Aguas Calientes (Av. Hermanos Ayar S/N) o en Cusco (Av. Infancia 433 Wanchaq). 

 La verdad es que el pueblo de Machu Picchu es un lugar donde no hay mucho para hacer. Está lleno de hoteles, restaurantes, algunas tiendas y fin. La plaza central es pequeña pero linda. Las termas de Aguas Calientes son una actividad muy popular para los turistas que visitan el pueblo. Yo decidí no ir ya que en unos días visitaría las increíbles termas de Colca. 

Ese día cené y me acosté temprano para finalmente visitar Machu Picchu al día siguiente, de lo que ya hablaré en otro post.

Más información sobre Aguas Calientes en: Guía para visitar Machu Picchu

Machu Picchu a Ollantaytambo

 Luego de visitar la ciudad sagrada regresé al pueblo para tomar el tren que me llevaría de regreso a Ollantaytambo. Mi tren salía por la tarde así que tuve casi el día entero para visitar Machu Picchu.

 El trayecto de vuelta es por el mismo camino, con la diferencia de que el Vistadome incluye entretenimiento a bordo.

 El primer show es la danza del Saqra, un baile tradicional de Perú que se desarrolla durante la festividad de la Virgen del Carmen. Luego, el mismo personal del tren realiza un desfile para mostrar prendas de baby alpaca que podés comprar a bordo del tren.

Si tenés suerte, vos también bailás!

 Una vez de vuelta en Ollantaytambo tomé una combi de regreso a Cusco. Las combis paran ahí mismo en la calle de la estación. No es difícil encontrarlas porque los conductores están todo el tiempo gritando el destino y el precio para poder llenar la combi. 

Tren Vistadome o Expedition?

 Hay varias diferencias entre el tren Vistadome y el Expedition (el que tiene la tarifa más barata). La principal es que el Vistadome tiene ventanas panorámicas notablemente más amplias que el Expedition, que tiene el vagón más sencillo aunque aún así bonito. 

 La segunda diferencia es que el Vistadome incluye el servicio de snack y bebida tanto a la ida como a la vuelta y el Expedition no incluye este servicio. 

 Por último, el baile y desfile que les mencioné es un servicio exclusivo del Vistadome, no del Expedition. De todas formas ambos trenes hacen el mismo recorrido y las vistas son hermosas sin importar cuál elijas. 

 La verdad es que me encantó poder ir a Machu Picchu en tren. No solo es muy cómodo, sino que el viaje en sí es único en el mundo y quedás maravillado con los paisajes. Fue una experiencia hermosa del viaje a Perú y sin dudas lo repetiría.

Fui invitada por PeruRail pero como siempre, las opiniones son propias y basadas en mi experiencia.